• Birmingham

    Yo me lo guiso, yo me lo como

    Hoy era el día en el que en principio debíamos conocer al nuevo primer ministro de Reino Unido. Pero ya sabes que tenemos a super Rishi desde el lunes. Y es que han utilizado esa tangente tan curiosa del sistema británico, y los diputados tories, ellos solitos, han elegido al nuevo primer ministro y líder de su partido.  Rishi Sunak es el nuevo primer ministro con el apoyo de más o menos la mitad de los 357 diputados de su propio partido. Casi tenemos un Boris 2.0 pero parece que al final no quiso presentarse, o n tuvo los apoyos, o hizo un pacto con su Judas particular.

    Por supuesto la oposición y el parlamento escocés, entre otros, siguen pidiendo la celebración de elecciones. Lo de tener dos veces seguidas a un primer ministro que no ha sido elegido por las urnas les parece inaceptable. Habrá que ver que hacen ellos cuando estén en su lugar…  

    ¿Y quién es Rishi Sunak? Bueno, poco te voy a contar que no hayas visto, oído o leído ya esta semana. El primer ministro más joven de los últimos 100 años, el primero de origen indio o non-white como dicen aquí (inglés de segunda generación), el primero de religión hindú, el primero blablablá…. Era el ministro de economía, el chancellor, con Boris, al que luego dejó un poco tirado en su agonía final, y estaba llamado a ser su sucesor. Como así ha sido con un pequeño trusspiés por el camino.

    Parece que de lo suyo, los números, sabe, y los mercados han reaccionado positivamente, de momento. Aparte de la historia de su rápida ascensión en la política y en su partido (fue elegido diputado en 2015), Rishi ha sido noticia por otras cuestiones un poco más mundanas… Está casado con la hija y heredera del billonario indio dueño de Infosys. Estuvieron en el punto de mira porque ella no pagaba impuestos en Reino Unido al declararse no residente. Legal, pero como ya dije, feo feo. Rishi, que trabajaba en Goldman Sachs, puede que sea el parlamentario con más dinero, según ha declarado, de todo Reino Unido (unos 800 millones), y también el que mas gasta en ropa, según las revistas de cotilleo.

    Vamos a darle un poco de tiempo que se sitúe y a ver que nos cuenta. No quiero más cambios que estoy ya cansada de ver todos los informativos del país en directo desde la sede del gobierno. De momento ha dicho que no va a ir a la cumbre climática porque no le da la vida. No ha dicho aun si va a dejar ir al rey Charles al que su antecesora dijo que nanay.

    Y mientras tanto la vida sigue en Birmingham a trompicones con la crisis. Todo ha subido y se nota. Eso sí, aún no ha pasado Halloween, pero ya han instalado el Christmas Market (traído enterito de Frankfurt) donde básicamente hay cerveza y salchichas, hace sol, unos 20 grados, pero lo árboles ya casi no tienen hojas. Un descontrol.

    Y todos pendientes del futuro incierto del toro de la Commonwealth. Lo sacaron de delante de la biblioteca porque había que instalar la pista de hielo. Me lo plantaron al lado de casa y lo taparon como si fuera un yayo mirando las obras. Luego lo desmantelaron y dicen que le están buscando su lugar en la ciudad. Y ahora, ¿dónde está?

    Tiene que aparecer que ahora han montado una competición entre el toro y el King Kong que estaba en el centro de Birmingham en los 70 y la réplica que instalaron para los Juegos. Yo soy team Toro.