• Birmingham

    ¡Ya!

    ¡Han dado comienzo los Juegos! Bueno en realidad la inauguración fue hace una semana, pero es que he andado muy liada con tanto ajetreo. Esta ciudad se ha vuelto loca, pero en el buen sentido. Parece las Ramblas un día de verano. Y si, el verano también ha llegado, pero vamos, a otros niveles, que el día que superamos los 20 grados tenemos suerte.

    Birmingham está pletórica y yo encantada de estar viviendo este momento en mi ciudad de acogida. Hay gente por todas partes, los Brummies están henchidos de orgullo y eso se nota en el supermercado, en el bar y paseando por la calle. Esta ciudad, que tiene muy mala fama en Inglaterra, se está desquitando y enseñando su mejor su mejor delante y detrás de las cámaras.

    Aunque la escala es diferente, no puedo evitar pensar en los momentos que se vivieron en Barcelona en el 92, porque, aunque yo era muuuuuuuuy pequeña, aún lo recuerdo.

    Hay un poco de caos circulatorio porque han llegado autobuses de toda Inglaterra para trasladar a toda la organización y los atletas por las diversas sedes, pero también al público en general. Llevan meses desaconsejando el uso del transporte privado, pero a pesar de los esfuerzos, no los veo mucho por la labor y eso que durante los Juegos los autobuses urbanos solo cuestan 10 peniques al día.

    Primero llego el baton de la Queen, que es como la antorcha de los Juegos Olímpicos, pero sin fuego ni ná. Pero tiene un compartimento secreto donde lleva un mensaje de la Queen y una cámara que graba su periplo: 72 naciones y territorios de la Commonwealth en 294 días. De Buckingham Palace a Birmingham. Al centro de la ciudad llego en uno de los famosos narrow boats y luego se subió al tranvía, que ha estado mas de dos años reparándose…, para acabar a pie en Victoria Square.

    La ceremonia de inauguración tuvo diversos momentos bastantes curiosos. Una veintena de coches fabricados en UK, básicamente en la región de Birmingham, crearon una Union Jack (la bandera de UK) en el centro de la pista y entonces apareció un Aston Martin con, ¡oh cielos!, Camila de pasajera y Charles al volante.

    Otro de los elementos principales fue un toro, símbolo de la ciudad, que parecía sacado de una pesadilla de Guillermo del Toro (valga la redundancia). En realidad, está hecho de aluminio, espuma y plástico, pero pintado para parecer de acero furioso. Entró en el estadio tirado con cadenas por mujeres para representar a todas aquellas que durante la revolución industrial las fabricaban en condiciones de esclavitud hasta que se liberaron. Liberación que también fue escenificada en la ceremonia.  

    Ahora el toro se ha plantado delante de la famosa biblioteca de Birmingham para admiración de las masas, y se ha organizado una petición publica para que se instale de forma permanente en algún lugar de la ciudad. Llevamos más de 10.000 firmas…a ver si hay suerte. A mí me encanta.

    La ceremonia de inauguración estuvo muy bien y se hicieron referencia a multitud de lugares o características de Birmingham y las West Midlands del presente y el pasado. Y como guinda final, concierto de Duran Duran, originarios de la ciudad. Dejo buen sabor de boca y ganas de saber más. Espero que sirva para poner otra vez en el mapa de los buenos a Birmingham.

    Al “otro” toro de la ciudad, mucho más pequeño, pero igual de famoso, lo han disfrazado de fan de los Juegos, aunque a mi me recuerda mas a un jovenzuelo vacilón a punto de lanzarse a rapear. Está en el bullring en pleno centro de la ciudad. Y el nombre no hace referencia a una plaza de toros sino al antiguo mercado de maíz que estaba allí y que tenia un espacio donde se ataba a los toros para practicar un “deporte”, el bull-pitting, que consistía en enfrentarlos con perros. Todo bastante sangriento.

    Delante de la biblioteca también han instalado unos pins gigantes con las banderas de los países y territorios que participan en los Juegos. Yo he lanzado una petición para que le pongan el pin del que consiga mas medallas al toro. De momento no ha firmado nadie, pero no pierdo la esperanza. Igual es porque de momento Australia va en cabeza con 123 medallas. Quedan unos cuantos días, pero los australianos, que están en un hotel al lado de mi casa, están a tope.

    Y ya te dije que han decorado la ciudad en general, pero ahora tengo las pruebas. La primera foto la tenía guardada como “edificio feo”, mira como lo han dejado. Un antes y después en toda regla.

    En otras zonas también se han esmerado y para visitarlas se puede seguir la ruta de Perry, el toro (otroooooo) mascota de los Juegos.

    Pero no me puedo despedir hasta después de vacaciones sin enseñarte dos hallazgos que vi en el estadio de Coventry durante los Rubgy Sevens. Un e-bar de cerveza y una hamaca gigante que intenté pispar, pero no me cabía en el bolso.

    ¡Buen verano!

  • Birmingham

    Bits and Bobs

    Bits and Bobs es la expresión que tienen los ingleses para definir un cajón de sastre, un poco de esto y un poco de aquello. Viene de las cajas de herramientas de los carpinteros, pero podría ser de cualquier caja de herramientas o de esos cajones o latas o cajas y cajitas que todos tenemos. Allí ponemos todas esas cosas que no tienen nada en común pero que no sabemos cómo ordenar. Como esas bolsitas con los botones extras que te dan cuando compras alguna ropa y que el día que se te rompe o pierde el botón te vas a la mercería de la esquina a buscar uno nuevo. Porque en realidad no son cajas ni cajitas sino agujeros negros de nuestro espacio cotidiano.

    Pues este post no es un agujero negro, pero si un poco de esto y un poco de aquello en este verano un poco loco.

    Empezamos la semana con el pánico de la ola de calor que nos ha tocado a todos de pleno, pero a los ingleses los ha trastocado. Estos eran los mapas del tiempo en la televisión, rojos como el infierno. Y claro, aquí estamos acostumbrados a que sean azules o azul oscuro casi negro (como esa maravillosa película de Daniel Sánchez Arevalo) y llenos de ondas de gotitas, nubes y tormentas que acechan la isla.

    En Birmingham se echaron todos a la calle. Algunos pubs se quedaron sin reservas de cerveza, tumbonas en la calle y las fuentes y los parques a reventar. Los animales encerrados en casa. Ellos todos de uniforme y ellas, bueno ellas como siempre vestidas como para ir a una boda.

    Y es verdad que hacía mucho calor, pero vamos que yo no los veo quejarse cuando están en Tenerife a la misma temperatura con una cerveza en la mano en cualquier bar a pleno sol. Una compañera de sudores deportivos nos dio un truco: “coges una toalla, la metes en el congelador, al cabo de dos horas sacas la toalla y te mudas a Escocia”. A mí me hizo mucha gracia, pero son unos exagerados porque el tema ha durado dos días, literal. Hoy ha llovido todo el día y estamos otra vez a 15 grados…

    Eso sí, los atardeceres fueron preciosos.

    Mientras los tories han protagonizado su propia novela de los 10 negritos para buscar el reemplazo de Boris para primer ministro y líder del partido. En realidad, eran solo 8 al principio de las votaciones y ya solo quedan dos: Rishi Sunak, el antiguo ministro de economía y Liz Truss, la ministra de exteriores. Parece que Rishi, a pesar el escandalo de su mujer (¿te acuerdas de que te lo expliqué?) es el favorito, pero hasta el 5 de septiembre nos quedamos con la duda. Ahora deben votar los miembros del partido, unos 150.000 aunque no hay cifras oficiales. Y los dos candidatos se van a ir de tournée por el país para explicar sus propuestas. Si vienen a Birmingham tiemblo. La próxima convención tory se va a celebrar aquí, en el centro de convenciones en el centro de la ciudad y ya me han avisado que esto se colapsa, se blinda y se pone hasta los topes. Me veo con mi pasaporte en la boca para ir a comprar la fruta…

    Y ya falta poco mas de una semana para que empiecen los Juegos de la Commonwealth. El batón de la Queen llega al centro de Birmingham el próximo jueves. Yo iré, pero sin la pamela porque ella no viene…me parece que nos toca Charles… pereza…

    Han sido listos los del ayuntamiento y han cubierto todos los edificios en construcción, rehabilitación o proceso de destrucción con banderolas, ojos que no ven…y han puesto florecillas y demás por todas partes. Eso sí, haría falta una buena pasada con la máquina de agua a presión después del fin de semana de libre albedrio…Era el inicio del festival de jazz de la ciudad y había escenarios por todas partes. No sé porque todos los músicos que trajeron el finde tenían mil o dos mil años. A lo mejor guardan a los jóvenes para esta semana.

    Y también aproveché para ir a abrir un par de puertas con la llave de la ciudad. Un armario secreto en una joyería del Jewellery Quarter donde me enteré de que los silbatos del Titanic salieron de Birmingham, de la fabrica Acme (como los artilugios de los dibujos del correcaminos) que aun sigue en funcionamiento, un buzón mágico con ofertas en el auditorio de la ciudad y una puerta “tonta” en la galería de arte Ikon donde ponía que me echaban de menos.

  • Birmingham

    Bye, bye Boris

    Boris ha dimitido hoy como primer ministro del Reino Unido. Ha estado en el cargo 3 años y 249 días. No lo he calculado yo, pero me fio de la BBC que hoy está que se sale. Sus periodistas llevan desde las 5 de la mañana apostados a las puertas del 10 de Downing street, la residencia oficial mundialmente conocida.

    Era una noticia anunciada desde hace días ya. Se rumoreaba que iba a ser ayer, pero ha decidido consultar con su almohada. Han sido mas de 50 dimisiones dentro de su gobierno en las últimas 48 horas y ya era insostenible.

    Foto de AFP

    Las más sonadas las de su ministro de sanidad Sajid Javid, y la de su chancellor (o ministro de finanzas) Rishi Sunak. Este último siempre ha sonado como su sucesor, pero hay algo que ha manchado su ascensión. Su mujer, hija y heredera de un billonario indio, se había domiciliado en India para no tener que pagar impuestos en Reino Unido. Legal si, pero feo.

    De todas maneras, habrá que esperar un poco porque Boris, haciendo honor a su condición de koala, ha anunciado que se queda en el cargo hasta que su partido encuentre un substituto. O sea, cuando se celebre la convención tory hacia el mes de octubre.

    Algunos se han llevado las manos a la cabeza y han dicho que ni hablar, que se pire, pero ya. Entre ellos el ex primer ministro John Major. Otros dicen que se merece seguir hasta que el partido encuentre un nuevo líder, que se lo ha ganado a pulso con su gestión de la pandemia y haciendo del Brexit una realidad como anunciaron. Desde la oposición amenazan con un voto de confianza que podría forzar nuevas elecciones.

    La gracia del sistema inglés es que el partido que gana unas elecciones puede seguir gobernando hasta el final del mandato (que dura 5 años y por tanto les quedan un poco mas de 2) aunque dimita el primer ministro o el gobierno en pleno. Y es la intención que tienen. Seguir el Manifiesto de Compromiso que presentaron al electorado en 2019.

    Y para ello se pone en marcha todo el proceso para elegir a un nuevo primer ministro. Como tienen la mayoría en la Cámara de los Comunes, pueden elegir a su líder. Primero los diputados tories y luego los miembros del partido.

    Para poder ser elegido, un diputado debe ser nominado por otros 8. Con la lista de candidatos hecha empiezan las votaciones hasta que solo quedan 2. Entonces los miembros del partido deben dar su voto final antes de la fecha marcado por su 1922 Comité (órgano interno de los torys). En 2019, cuando Boris reemplazó a Theresa May, todo el proceso duró unas 6 semanas.

    Si el líder que sale de este proceso se gana la confianza de la Cámara de los Comunes, no se necesita convocar nuevas elecciones en el país.

    Habrá que esperar unas horas o unos días para ver como evoluciona el tema.

    Mientras la Queen ha tenido que salir a comprarse una nueva agenda. En la letra P, de primer ministro, ya no le quedan páginas. Boris era el número 14.

  • Birmingham

    Preparados, listos…

    Cuando llegue a Birmingham hace casi 2 años esta fecha parecía muy lejana, pero ya están aquí. En menos de 1 mes empiezan los Juegos de la Commonwealth que por primera vez se celebran en la ciudad, del 28 de julio al 8 de agosto.

    Cuenta atrás

    La Commonwealth (que literalmente significa riqueza común), es una mancomunidad voluntaria que tiene 56 países miembros (un cuarto del total de países del mundo, que se dice pronto), engloba a 2.5 billones de personas, y la Queen es reconocida como la soberana de todos ellos y su principal impulsora y promotora. El titulo no es hereditario y el futuro de esta “asociación” está muy ligado a su persona. Hay países muy chiquitines que forman parte (32 de los 42 estados mas pequeños del mundo forman parte de la Commonwealth), 19 países africanos, 8 asiáticos, algunos de los países mas grandes como Canadá, o de los mas poblados como India. Y solo 3 en Europa, Reino Unido, Malta y Chipre.

    Los Juegos de la Commonwealth, que en sus inicios se llamaban los Juegos del Imperio Británico, se celebran cada 4 años y son como unos Juegos Olímpicos y Paralímpicos, pero con algunos toques british.  Por ejemplo, entre los deportes está el criquet, el squash, los bolos sobre hierba, o el netball (solo femenino). Tienen sus ceremonias de inauguración y clausura, su antorcha, aunque se llama baton y sale del palacio de Buckingham… Y si hay suerte, la Queen da el discurso de apertura. Menos mal que ya tengo la pamela comprada…

    Pues parece que en Birmingham se ha puesto las pilas y de repente toda la ciudad ha aparecido empapelada con la imagen de la mascota. Un torito con aires gaudinianos.

    Está todo un poco patas parriba. Eso de que se nos ha echado el tiempo encima, o corre corre que no llegamos.

    En una de las zonas más bonitas, delante de la biblioteca nacional, nos han plantado una macroestructura que va a ser la tienda y los estudios de la BBC. Un horror. Para compensar han pintado un arcoíris gigante entre Chinatown y el Gay Quarter.

    Pero también hay cosas buenas y a la espera de que comiencen los juegos, se han organizado un montón de cosas en la ciudad. El festival de danza con escenarios por todos los rincones o festivales que son entre conciertos y ferias de pueblo y donde sirven ¡cerveza de Madrí!

    También se han hecho intervenciones artísticas como una en la estatua de la Reina Victoria, la llamada abuela de Europa. Un artista local ha añadido pequeñas Victorias a la original, y las ha vestido para representar los diferentes países de la Commonwealth. La abuela de la Queen visitando sus dominios.

    Una de las cosas para mi más interesantes que se han organizado es el proyecto de la llave de la ciudad. Paul Ramírez, un californiano que ya había hecho algo similar en Nueva York en 2010, ha sido el encargado. Mediante una ceremonia en el hall principal de la estación de trenes de Birmingham, se van a entregar un total de 12.000 llaves que dan acceso a lugares efímeros, exclusivos, curiosos, y normalmente inaccesibles, desde finales de mayo hasta que den inicio los juegos. Hay puertas secretas bajo los puentes del canal, un armario tras el altar de una iglesia, jardines privados, una caja con ofertas junto a la taquilla del auditorio de la ciudad…

    Este fin de semana he visitado 3. Una especie de cabina telefónica amarilla en medio de Selfridges (que es como un Corte Inglés pijo) donde al entrar puedes cambiar y seleccionar la música que se escucha en el centro. Un refugio que recorre por debajo toda la estación de trenes y que tenía más moho que 100 belenes en fila.  Y la terraza del edificio más alto de Birmingham, que aún no está acabado, y que después será exclusiva para las oficinas que estarán allí y que tiene unas vistas privilegiadas.

    Ya te contaré cuales mas visito. ¡Hay más de 30 y me queda menos de 1 mes!

  • Birmingham

    Recorriendo UK – Edimburgo

    No te voy a explicar lo que ha hecho la Queen en la celebración de su jubileo de platino este fin de semana de 4 días porque ya lo habrás visto en televisiones y periódicos a tutiplén. A mí me fascinó el paseo de su holograma en la carroza de oro y el vestido verde loro del último día. Pero eso ya cada uno que se quede con su momento histórico.

    Yo me fui a Edimburgo, que aquí pronuncian Edinbro, y me ha encantao, así, sin “d”. Y eso que la ciudad estaba a reventar de turistas.

    La primera impresión es que los escoceses se pasan a la Queen y a la familia real inglesa por el forro del tartán. Ni una banderita, ni un escaparate, nada de nada. Supongo que se explica por el mapa que me envió un amigo que es de la ciudad en el que se puede ver que, entre los escoceses, y los galeses por cierto, menos de un 25% apoya a la familia real. Eso sí, para compensar nos recomendó un super restaurante/pub que se llama Café Royal.

    El centro de Edimburgo está dividido entre lo que llaman la ciudad antigua y la ciudad nueva (patrimonio de la humanidad desde 1995), y los jardines de Princess Street son la línea que las separa. En la parte nueva están todas las tiendas típicas, la mayoría de las oficinas, los centros comerciales, los restaurantes más chic… Es aquí también donde ha crecido la ciudad hacia el mar, hacia el fiordo del rio Forth, anexionando el antiguo pueblecito pesquero de Leith que ahora es el puerto de Edimburgo. La ciudad antigua medieval, está elevada y se puede ver en uno de sus extremos el castillo, encaramado a una roca de origen volcánico. Las mejores vistas, claro, son desde la ciudad nueva.

    El eje central de la ciudad antigua es la Royal Mile, que la recorre de extremo a extremo, y en el centro está la catedral de Saint Gilles, que es el patrón de la ciudad, y que se distingue porque su cúpula tiene forma de corona. Para no ser muy monárquicos…

    Toda la Royal Mile, está plagada a ambos lados de callejones, que llaman “close”, que la conectan con la parte nueva y con las calles inferiores. Porque en Edimburgo subes y bajas, escaleras y cuestas, como si no hubiera un mañana. Dan ganas de recorrerlos todos, aunque algunos solo llevan a los cubos de basura…

    Al segundo día de llegar primero paseamos por el Union Canal que no es nada turístico, pero es muy chulo y me recordaba un poco a Birmingham.

    Luego visitamos Dean Village, que es un barrio lleno de casitas históricas alrededor de un riachuelo que se llama “Water of Leith” porque desemboca allí.

    Y entonces se nos fue la pinza y decidimos seguir el recorrido hasta el mar, hasta Leith. Unos 6 kilometrillos de nada…

    Leith es ahora un barrio de Edimburgo, pero sigue teniendo el encanto de un pueblecito pesquero y como hacia solazo pues no pusimos a andar para ir a visitar el yate real, el Britannia, que esta allí anclado desde que la Queen decidió que era muy costoso y ahora es una especie de museo. Pero, oh sorpresa, nos encontramos con la Princesa Ana, la hija de la Queen, que en su papel de contralmirante de la Royal Navy venia a inspeccionar un barco militar. Y además de sus cargos en la marina debe ser amiga de Speedy González porque a la 1 del mediodía estaba en Londres en la misa del jubileo en la Catedral de Saint Patrick y antes de las 4 ¡se plantó en Leith!

    Por la tarde tocó visita al monumento a Nelson, que esta en una colina de la ciudad nueva. Tiene también magnificas vistas de la parte antigua y de uno de mis edificios preferidos. Uno que aún está en construcción en la ciudad nueva y tiene una especie de espiral acabada en pirulí. Allí también vi un nuevo concepto de guía turística, el cab-arette, que usando un juego de palabras viene a ser una dominatrix que te lleva en taxi por la ciudad. Quizás la próxima vez.

    Y antes de dormir, el colofón. En el barrio de Grassmarket me encontré a mi propia Queen que había salido de fiesta con su corgi y toda su guardia real.

    El sábado nos hicimos los locales y nos plantamos en uno de esos festivales que tanto gustan a los británicos, con música, comida y tiendecillas. Un símbolo real abandonado, un par de adquisiciones en los brocantes para mi colección, un perro con cascos anti-ruido, y un stand pro-Europa.  

    Luego la visita obligada al Museo Nacional que vale mucho la pena, y al cementerio Greyfriar donde las sábanas de tienden sobre las tumbas.

    Para acabar, aprovechando el super día de sol y que no se hace de noche hasta las 11, subimos a Artur’s Seat. Un grupo de colinas que se elevan mas de 250 metros sobre la ciudad. El nombre podría venir de las leyendas del Rey Arturo pero también derivar de la palabra “archer” o arquero, porque era uno de los puntos de defensa de la ciudad. Más vistas.

    Y como colofón del finde, visita al castillo que domina la ciudad y que ya se prepara para el famoso Festival de Edimburgo que empieza en menos de dos meses.

    Lo dicho, me ha encantao. ¡Volveré!

  • Birmingham

    Solo faltan 24 horas

    Si, por fin ha llegado el día. Mañana es el jubileo ¡de platino! de la Queen. 70 años en el trono lleva la tía. Y claro, el país se ha vuelto un poco loco.

    Hay banderas por todas partes, en las calles y en los balcones. En Birmingham las banderas son pequeñitas y los anuncios grandes…

    Los vecinos se juntan para festejar. En mi grupo de edificios han montado un picnic con dj.

    Los escaparates de las tiendas se han transformado para rendirle homenaje. Se han creado productos especiales y en los supermercados hay ofertas para celebrar la fecha. Que parece ser que tiene que ser a base de pasteles y galletas…

    Gente llegada de todo el país e incluso el extranjero, llevan ya dos días acampados en la avenida que lleva al palacio de Buckingham para verla pasar cuando llegue mañana montada en su carroza dorada, la misma que ha utilizado en cada jubileo.

    La carroza. Imagen de BirminghamLive.

    Yo ya me he comprado el monopoly edición Queen pero estoy ansiosa por que saquen ya la taza conmemorativa para añadirla a la colección. Y ya tengo nueva caja de costura…

    Los chocolates de dentro de los guardo!

    Gran parte de la alegría de los graciosos súbditos de su majestad se debe a que nos ha dado dos días de fiesta nacional, mañana jueves y el viernes. Y claro, los que son más de celebrar en la intimidad se han pillado un avión y se han pirado donde hay sol y cerveza más barata que siempre ayuda para entonar canticos.

    Bueno, los que han podido porque se ha montado un cipostio considerable en los aeropuertos ingleses con cientos de vuelos cancelados y hasta 4 horas de cola para pasar la seguridad. A los días de fiesta del jubileo se suman las vacaciones escolares, y muchos ingleses se van de vacaciones por primera vez desde la pandemia. Han estado ahorrando y pagando las vacaciones a plazos la mayoría, que eso aquí se estila mucho.

    Los aeropuertos y algunas aerolíneas llevan meses sufriendo falta de personal y esta semana se han colapsado. Dicen que desde la pandemia el personal busca trabajos que no se vean afectados si volvemos a una situación de confinamiento y los que si quieren probar necesitan meses de entrenamiento y controles de seguridad. El caos vamos.

    Y caos económico es lo que argumenta nuestro amigo Boris para seguir en el cargo después de las nuevas averiguaciones del escándalo del partygate. Dice que sería irresponsable por su parte dejar su trabajo a medias cuando hay tanta presión económica en el país. Verás la que va a montar en Downing Street para celebrar el jubileo…

    Y yo, como no tengo tienda de campaña para reservar primera fila en Buckingham, he decido irme a celebrar los 70 años de Elizabeth en el trono a su querida Escocia. Alguien tiene que cuidar de Balmoral. Y como no me voy a Ruanda, 😉,  ¡La semana que viene te cuento!

  • Birmingham

    Próxima estación: Ruanda

    Seguramente te hayas enterado, pero ahora que solo faltan dos semanas para que manden a 50 inmigrantes ilegales de Reino Unido a Ruanda, por si te ha pasado, te voy a recordar la última polémica de Boris aka Pájaro Loco, aka el Koala.

    A través de su ministra de interior que viajo a Kigali, capital de Ruanda, el mes pasado, ha firmado un acuerdo con ese país africano para “externalizar” las demandas de asilo por parte de inmigrantes que llegan a Reino Unido como pueden.  Esta colaboración de desarrollo migratorio y económico, por la que el gobierno ruandés recibirá 120 millones de libras (unos 140 millones de euros) anuales, llega después de fallidas negociaciones con Albania y Ghana.

    Los partidarios de Boris votaron a favor del Brexit en parte por la promesa del primer ministro británico de frenar la llegada de extranjeros sin papeles y controlar la inmigración, y esta es su manera de devolverles el apoyo.

    Cualquier inmigrante que llegue a Reino Unido de forma ilegal para solicitar asilo puede ser enviado de forma inmediata a Ruanda, a más de 6.500 kilómetros de distancia, y donde probablemente no tiene ningunas ganas de ir. El país africano se encargará de gestionar las peticiones de asilo y a los que logren la aprobación les dejaran quedarse e instalarse allí con todos sus derechos. Los que no reciban el visto bueno pueden ser deportados, supongo que a sus países de origen que puede estar en cualquier continente.

    El gobierno dice que inicialmente solo enviará a refugiados que lleguen por mar o en camiones y que sean hombres solteros. Consideran que potencialmente tienen más posibilidades de convertirse en delincuentes. Luego ya si eso irán viendo que pasa con los los casad@s o con las mujeres solteras.

    La gran mayoría de inmigrantes ilegales llegan a Reino Unido a través del canal de la Mancha. Bien “colándose” en algún camión o en embarcaciones de todo tipo gracias a las mafias (que seguro que son hombres casados todos…) instaladas en la costa francesa. Desde Calais y Dunquerque, llegaron de forma ilegal a Reino Unido en 2021 más de 28.000 inmigrantes y se espera que esa cifra, que no para de aumentar desde hace una década, se duplique este año.

    Cuadro de la BBC sobre las llegadas a Reino Unido por el Canal de la Mancha
    Para que localices el país (Wikipedia)

    Con la amenaza de enviarlos a Ruanda, Boris dice que va a lograr salvar vidas porque los inmigrantes no se van a arriesgar a cruzar. Yo lo mandaría a darse un paseo por lo que llaman la “Jungla de Calais” donde esperan cientos, sino miles de refugiados, a ver si los ha convencido.

    Mientras va a poner a la Royal Navy a patrullar el canal y un montón de pasta para comprar drones, helicópteros y otros juguetitos que les ayuden a interceptar a las embarcaciones que intentan cruzar.

    A todos nos suena, o nos debería sonar, Ruanda por la masacre que hubo en 1994 entre tutsis y hutus. Ahora es un país de unos 13 millones de habitantes muy dependiente de la agricultura y del turismo. Tiene acuerdos con otros países y acogen ya a más de 130.000 refugiados principalmente de Burundi, Congo, Libia y Pakistán. Según el Foro Económico Mundial, es el país más seguro del continente. Todos casados fijo.

    Fue colonia belga, pero en 2009 decidió unirse a la Commonwealth, que ya me explicaran porqué. La Queen ni siquiera ha ido a visitarlos. De los 54 países que componen la Commonwealth, solo le faltan por visitar Ruanda y Camerún. Y eso que en algunos ha repetido…

    Imagen de la BBC

    Bueno, igual tienen suerte y aun le da tiempo a ir de visita. Sobre todo, ahora que tiene el carnet del metro. Se lo han dado hoy cuando ha aparecido por sorpresa en la inauguración de la estación Paddington del metro de Londres de la nueva línea Elizabeth (que podría ser el nombre de una nueva gama de bañadores o pintalabios) nombrada en su honor y que ha tardado 13 años en construirse.

    No solo le han dado el pase para el metro, sino que le han enseñado como se utiliza la máquina para recargarlo. Cualquier día se me presenta en casa. Me tengo que comprar una pamela.

  • Birmingham

    De oca en oca vístete de carioca

    Aquí no vale eso de mirar el calendario o salir a la ventana a mirar al cielo y declarar que ha llegado la primavera. Tampoco puedes pasearte por un centro comercial y ver que ropa exponen porque desde que en marzo tuvimos un día con más de 20 grados ya andan todo los maniquíes en bikini y los ingleses con un bote de protector solar en la mochila. Aquí no funciona así.

    Nope, en Birmingham, en pleno centro de la ciudad, te das cuenta de que ha llegado la primavera porque las ocas te atacan y te bufan como un gato cabreado. Y lo hacen porque han nacido sus polluelos o sea que no te puedes enfadar con ellas. Y además son taaaaan monas…

    Lo único es que, si te cruzas con alguna pareja, porque siempre van en pareja, con sus bebes, mas te vale darte media vuelta o esperar a que se metan en el agua. A veces es mejor desandar camino y dar un rodeo a la ciudad pasando por Londres para acercarte a ellas porque como te den un picotazo el morado te dura un mes. Debo decir que yo ahora ya hago como los brummies y paso a su lado, pero girando la cara, como ignorándolas pero mirándolas con el rabillo del ojo, y de momento me he librado.

    Cerca del centro, en el laguito que tengo a media hora de casa, la primavera animal también ha explotado. Hay nidos y polluelos por todas partes.

    Todos los cambios son como muy bruscos. De repente están los arboles pelados y al cabo de una semana parece que se hayan tomado un chute de esteroides.

    Tenía delante de casa un nido de cuervo y pensaba que podría seguir su evolución, pero ahora ya no lo puedo ver. Pero ayer pasaron en vuelo rasante la madre o el padre (aun no he llegado al nivel ornitológico necesario para distinguirlos) con dos más pequeños que deben ser Bob y Sue. Confirmado que se han salvado por lo menos dos porque las gaviotas han estado al acecho como buitres desde que se instalaron.

    Debería estar alegre por este cambio de estación, pero la Queen está pachucha. Ayer por primera vez desde el inicio de su reinado hace 70 años, no hizo el discurso de apertura de estado del parlamento. Mandó a Charles (que leyó el discurso en nombre de su madre) y a Camila, y a su nieto William para vigilar. Dice Buckingham que Elisabeth tiene problemas de movilidad episódicos y que toman las decisiones sobre su agenda sobre la marcha. ¡Ala, todos a tomar te a ver si le levantamos la moral!

    Aunque también podría ir a visitarla el koala Boris que sabe como aferrarse al poder como nadie y además organiza fiestuquis en un plis.

  • Birmingham

    En Pelotas yo nací…

    Cuando mi sobrino mayor era bastante pequeño, unos amigos, que son familia y que practican el nudismo playero, siempre le cantaban una canción que iba más o menos así: “Pelotas es un estado de Brasil, mi tío que es brasileño pasa en Pelotas el mes de abril. Si a mi tío quieres ver en Pelotas tiene que ser. En Pelotas yo nací, en Pelotas me crie, y en Pelotas toda mi vida, toda mi vida me quedaré”.

    Esta canción que se conoce como “O Banana” resulta que es una canción tradicional gallega y tiene diferentes versiones bastante similares.

    Se que la palabra pelotas a los ingleses no les sugiere lo mismo que a nosotros y probablemente al oírla se pillen un par de cervezas (un par de cajas quiero decir) y la bufanda de su club de futbol, pero es que esta canción seria la sintonía perfecta para un programa de la televisión pública que me tiene flipada.

    Se llama “Naked Attraction” (atracción desnuda) y se emite en Channel 4 a las 10 de la noche, que tampoco es tan tarde, aunque aquí ya hace horas que han acabado de cenar. Pero vaya, que los programas del pump and seal, la cortadora multipractic de verduras o los telepredicadores aún no han empezado.

    Pues este programa de la televisión pública (o púbica…😉) es básicamente un programa de citas donde el concursante, que va vestido al principio, elige a una posible pareja entre 6 participantes que van en pelota picada.

    Courtesy of Channel 4

    Primero las parejas potenciales aparecen tras unos cristales de colores y solo se les ve la silueta. Luego el cristal sube hasta el ombligo, básicamente hasta el sexo. El concursante mira con atención, se detiene ante cada participante y ves primeros planos de chirris y chorras porque hay programas para todos los sexos, edades o preferencias sexuales.

    Los participantes hacen poses, movimientos sexys y lo que se les ocurre porque uno queda eliminado.

    El cristal sigue subiendo y ahora se les ve el torso y las domingas, claro. Otr@ eliminado.

    Y haciendo preguntitas y juegos manuales, van eliminando cuerpos y al final solo quedan dos que salen de sus urnas y se plantan en medio del plató. Entonces el concursante se ausenta medio segundo y, gracias a la magia de la tele, se planta en medio del escenario también totalmente desnudo. Y así, como llegaron al mundo, entablan una conversación casual junto a la presentadora que va vestida y nada le sorprende, hasta que se forma una pareja. El programa luego les sigue en su primera cita en la que tienen que ir vestidos, el mundo al revés.

    En el último programa que vi, el concursante era el de mayor edad que había participado nunca. 75 añazos, viudo y liberado tras la muerte de su mujer. Los finalistas fueron un hombre y una mujer, pero la sorpresa vino cuando salió desnudo porque tenía un piercing en la punta del mismísimo que yo podría usar de pulsera. Los primeros planos de la cámara iban del piercing a la cara de la presentadora, que no podía cerrar la boca, en bucle. Y el pobre se quedó compuesto y sin novia porque eligió mal y en su primera cita la mujer le dijo que era demasiado mayor para ella.

    Y ya que estamos te voy a hablar de otros programas británicos que son curiosos por una razón u otra.

    Uno es “Googlebox” en el que instalan cámaras en las casas de diferentes familias de todo tipo y acentos por todo el país y les filman mientras comentan los programas de televisión de la semana pasada. Desde las noticias hasta los realitys pasando por los de cocina o las series. Te partes de la risa con los comentarios y con los participantes. Lo critican todo: lo mal que se ha vestido un presentador, que despidan al guionista que ha matado a su personaje favorito de una serie, porque han cambiado de hora un programa o porque no hablan mas de la Queen en las noticias (en eso estoy de acuerdo). Y como no siempre piensan lo mismo en la familia, la bronca está asegurada.

    Otro es “A Place in the Sun” (Un lugar en el Sol) que sigue a una pareja o persona británica que se quiere comprar una casa o apartamento en un país extranjero donde haya sol. Para que veas que no te engaño cuando digo que aquí es un bien preciado. En un 90% de los programas buscan casa en España claro, aunque también he visto alguno en Grecia o el sur de Francia. Las estadísticas dicen que un tercio de los ingleses van cada año a España.

    Visitan entre 4 y 6 casas y todo el rato y para todo dicen “lovely” pronunciado “laflly” y siempre les gustan los sitios donde yo nunca pondría un pie como los apartamentos que parecen que formen una colmena de casas alrededor de un minigolf y una tienda de souvenirs.  Pero mientras haya sol y cervezas baratas…

    Y finalmente están “Escape to the Chateau” y “Escape to the Chateau DIY”, que trata de británicos que se han comprado o alquilado un castillo en Francia y lo rehabilitan para su propio disfrute o para convertirlo en hotel y espacio para bodas y festejos la mayoría. Lo que me flipa es que haya tal cantidad de ingleses que se compran un castillo que incluso se pueda hacer un programa de televisión. La pareja que inició el programa y que ahora son los productores, se han hecho de oro con el merchandising y son conocidos en todo el país.

    Pues, aunque hace ya mucho que no veo la televisión en España, aquí estoy dando ideas para posibles adaptaciones.

  • Birmingham

    Birminghaneando 2

    Hoy te voy a hablar de un barrio muy famoso del noroeste del centro de Birmingham, el Jewellery Quarter o Barrio de la Joyería.

    Es una de las zonas más antiguas de la ciudad y está plagada de edificios industriales antiguos, más de 200 de ellos catalogados, barecillos, cafés independientes y galerías de arte. Muchos de estos edificios han sido reconvertidos en casas individuales o en pisos tipo lofts neoyorkinos.

    Históricamente, en esta zona se idearon muchos de los avances en tecnología industrial pero la industria se fue perdiendo durante el siglo XX y ahora es más un centro para negocios creativos y uno de los puntos fuertes de la Ruta Europa del Patrimonio Industrial. Antes de la pandemia era la zona cool y moderna de Birmingham. Ahora está un poco apagada, pero vale mucho la pena visitarla y callejearla.

    Una de las atracciones del barrio es el cementerio Warstone que data de 1847 y parece sacado de un cuento de Poe. Tiene hasta unas catacumbas, que ya no se pueden visitar, y en una de las entradas hay una piedra que dicen que viene de un meteorito. Bastante cerca hay otro llamado Key Hill, y entre los dos hay enterrados 9 alcaldes de la ciudad, héroes de guerra, ministros, un antepasado de la familia real, el hijo de un rey aborigen y otro montón de personas más o menos anónimas, pero igual de importantes.

    Las catacumbas

    Cerca está la parada de tren de Jewellery Quarter y el primer Banksy de la ciudad. Para conservarlo le han plantado un plexiglás delante y ahora es un poco churro. Lo mejor son los baños antiguos que están al lado. La placa con la descripción no tiene desperdicio.

    El centro del barrio podría ser la plaza de San Pablo con su catedral y sus tumbas antiguas y rodeada de restaurantes y bares musicales. Es la última plaza de estilo georgiano que queda y a mi me encanta sentarme aquí cuando no hace demasiado frio porque parece que estes en otra época.

    Sant Paul’s square

    Y se llama barrio de la Joyería porque siguen habiendo más de 700 negocios relacionados con la industria y de ellos 400 joyeros y orfebres que trabajan y operan desde aquí. Estiman que el 40% de toda la joyería del Reino Unido se fabrica en el Jewellery Quarter que tiene la mayor concentración de empresas de Europa de esta industria. ¿Fuerte no?

    Las tiendas y fábricas de joyería están por todas partes y hay de todos los tamaños. Es típico venir desde cualquier parte de Reino Unido a esta zona de Birmingham a comprar el anillo de compromiso o cualquier tipo de joya importante. En Navidad las luces decorativas tienen forma de anillo, collar o diamante pulido.

    Por ello el barrio también es sede de la oficina de sello de calidad de la plata más grande del mundo y una de las 4 que hay en Reino Unido. Data de 1773 y fue impulsada por los industriales de Birmingham. Los plateros y la plata con el sello de la oficina de Birmingham eran y son pieza de coleccionista. Ahora sellan y certifican unos 12 millones de artículos al año. Otras instituciones importantes son el Instituto de Arte y Diseño, el Museo de la Joyería, la facultad de joyería, o la Real Sociedad de Artistas.

    Y no olvidemos los pubs porque algunos de los más famosos también están en esta zona, así como el restaurante donde dicen que hacen las mejores pizzas de Birmingham. No te engaño, vale la pena.

    Y que no se me olvide contarte que ya tenemos una primera conclusión de la investigación del partygate. Boris y su ministro de finanzas se han llevado una multa por saltarse sus propias reglas durante la pandemia el año pasado y hacer fiestecillas en Downing Street. Pero vaya, de momento les han multado por soplar las velas de un cumpleaños (la policía está investigando más encuentros) y les ha costado la ridícula cantidad de 50 libras. Eso sí, se han disculpado mucho. Los ingleses están que trinan. Si pájaro loco aguanta esta embestida, yo le daría el titulo honorifico de malabarista político.

    Ah, la semana que viene no me esperes. Voy a ver si la primavera ha llegado ya al Corte Inglés, porque aquí ni patata.