Birmingham

Bares que lugares

A los bares en Reino Unido se les llama pub, pero no como puff como cuando algo desaparece sino paff como cuando alguien te da una ostia. Si eres pijo dices pav y si eres Brummie, osease de Birmingham, dices pobb. El nombre formal es public house o casa pública.

Las estadísticas dicen que en 2019 había 47.200 pubs en Reino Unido y en los últimos 2 años se han perdido unos 10 mil por causa de la pandemia y la crisis. En Birmingham hay unos 350. Eso son unos 58 por cada 100.000 habitantes en todo el país.

Más o menos la mitad son independientes, un cuarto son propiedad de fábricas de cerveza como Greene King, y otro cuarto pertenecen a grandes compañías de pubs como Wetherspoon o Stonegate (hoy en día la que tiene más locales).

El nombre mas utilizado es Red Lion con 530 locales seguido de Crown con 490 y de Royal Oak con poco más de 400. El Swan es el número 7 de la lista, el Horse el 8 y luego ya llega la retahíla real de Kings Arms, George, King Head, Rose & Crown, Queens Head, Victoria… ,todos ellos con unos 200 originales propietarios en el país. George and Dragon está en la posición 27 y ¡Toro en la 31!

Muchos están en edificios o casa antiguas o reproducciones, y son una maravilla. Los hay con terraza o con jardín, y no fallan las mesas como de picnic, los dardos, las televisiones con el futbol o algún otro deporte, y los tiradores de cerveza a gogó.

Ir al pub en Reino Unido es casi una religión y yo creo que pasan la mayoría de su tiempo libre en uno, a ser posible el de la esquina, el del barrio, donde todos se conocen. Una vez nos metimos en uno al lado de casa de los de toda la vida y si las miradas disparasen dardos me habría convertido en un puercoespín. Nunca me he bebido una cerveza tan rápido.

Entre semana, por lo menos en Birmingham, no suelen estar muy llenos, pero la cosa cambia, y mucho cuando llega el sábado o el domingo. Se instalan a las 12, la hora del aperitivo, y ya no salen hasta que se les acaban las palabras. Aquí zigzaguear por la calle es sexy.

Tienen un lema, eating is cheating (comer es hacer trampa) que ayuda elevar el volumen de alcohol en la sangre y el de los cantantes espontáneos, o las broncas, en los pubs.

Y eso que la comida de los pubs no suele ser mala, aunque si un poco monótona. El famoso fish & chips con guisantes (pescado rebozado con patatas fritas), hamburguesas, pizzas y alguna cosilla para picar. Sin olvidar los scotch eggs que son huevos cocidos envueltos en carne de salchicha normalmente, rebozados y fritos. Ya sé que suena raro, pero sin son buenos, son muy buenos. Vamos, comida para salir de un apuro o para volver a un estado normal que te permita llegar a casa sin cantarle a las farolas.

Te dejo fotos de algunos de mis pubs favoritos en Birmingham y de algunos que me parecen muy bonitos.

Tampoco se olvidan de los mejores amigos de sus clientes…

Ah, la semana que viene no me esperes que no voy a estar… voy a enterarme que le pasa a la Queen.

4 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *