Birmingham

Birminghaneando (1)

Después de año y medio y vista la talla de Birmingham, me da la impresión de que no me queda nada nuevo por ver. Error, porque cuando vienen visitas aprovechas para revisitar la ciudad, pero sobre todo para verla con otros ojos, desde otros ángulos o desde otras sensibilidades.

El centro es pequeño y esta dividido en varios barrios, algunos mas famosos que otros. Brindleyplace es la zona de oficinas, y restaurantes y bares para jovenzuelos, y está al lado de mi casa y de los canales. Entre los “rascacielos” de la zona, está el Mailbox que tiene un restaurante y bar en el último piso con las mejores vistas del atardecer.  

Una de las entradas a Mailbox

El city centre es la zona de compras con las típicas tiendas que hay en todas partes y donde se encuentra el Primark más grande del mundo. Ni te cuento las colas que se forman a veces, sobre todo cuando abrieron después del confinamiento.

Uno de los barrios estrella es Digbeth, conocido por ser el centro artístico y cultural de Birmingham. Está lleno de tiendas un poco diferentes, bares, tiendas de comida y grafitis, muchos grafitis.  

En Digbeth también está The Old Crown, el pub más antiguo de Birmingham que data de 1368 y era una antigua posada, donde tomas una cerveza como si estuvieras en el salón de una casa antigua y te imaginas que una viejecita va a salir por la puerta de atrás. Toda la zona está en obras, aun no se muy bien que hacen, o sea que la foto cutre es la mía y la buena, frontal, tomada prestada de internet.

Justo al lado este fin de semana han hecho un enorme mural para anunciar la sexta temporada de Peaky Blinders. El estreno del primer capítulo se hará en Birmingham el 27 de febrero. Yo me he apuntado al sorteo de los tickets. ¡Cruza los dedos por mí! (los de los pies también).

Aquí puedes ver el vídeo de como hicieron el mural: https://www.bbc.co.uk/news/av-embeds/60388839

Otro de los edificios importantes es The Custard Factory donde hay talleres de artistas y siempre pasan cosas. Este fin de semana había una feria de Craft & Flea, algo así como manualidades y mercado de pulgas. Esto les encanta a los ingleses o eso imagino por la cantidad que se organizan. Los puestecillos suelen ser muy parecidos. Siempre está el que vende las pies, la tarta/empanada típica inglesa que suele ser salada, de pollo, verduras, etc. El de las plantitas, el de las joyitas de plata, el de las galletas caseras para perros, el de las cupcakes, el de las cosas de madera (desde tablas para cortar a casas de pájaro), el de la ropa vintage o de segunda mano, el de los dibujos hechos a mano normalmente de pájaros, árboles o flores, el del fudge que es una mezcla entre brownie y tofe… Mención aparte merece el de los posavasos con dibujos porque alucino con la cantidad que se venden en este país. No sé, deben tener la casa llena para ir poniendo tazas de té y vasos de cerveza. Y el que nunca falta, y suele haber mas de uno, es el de las velas. Eso ya son palabras mayores. Velas de cera de abejas, velas que cuando se acaban tienen semillas dentro para que las plantes, velas que cambian de color, velas para minions con olor a bananaaaaaa, velas de todos los gustos y colores. Hmmmm, ¡igual los posavasos son para poner las velas!

The Custard Factory por detrás

Para llegar a Digbeth puedes ir por el centro o atravesando Chinatown y el barrio Gay. Los limites entre estos son bastantes difusos. Los dragones se mezclan con las banderas de arcoíris. Son bastantes pequenyos los dos. En el primero hay buenos restaurantes asiáticos, aunque con pintas un poco cutres, y supermercados donde puedes encontrar todos los ingredientes exóticos que busques. En el segundo hay algunas tiendas donde mi abuela no hubiese entrado, y varios bares con música en directo donde se te van los pies. Y en el centro de todo el Hippodrome, un enorme teatro sede del famoso Birmingham Royal Ballet pero donde también hay conciertos, opera y obras de teatro.

Otro día te cuento sobre el resto de los barrios porque en un fin de semana no da tiempo a todo. Pero eso sí, la actividad estrella no puede faltar porque nunca falla. Dar de comer a las ocas, patos, cisnes y lo que se presente. ¡Diversión asegurada!

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *