Birmingham

Brexit 2.2

Vamos directos al lio. Por si no te acuerdas, la salida de Reino Unido de la Unión Europea, el famoso Brexit, se firmó en junio de 2016 después de un referéndum en que la salida ganó con un 51,6%, pero no se hizo efectiva hasta el 31 de diciembre de 2020 después de 3 prórrogas. Entre pitos y flautas, dimisiones y elecciones, acuerdos y desacuerdos, digamos que han tenido unos 4 años para prepararse. Visto lo visto y desde la barrera, parece que les ha pillado en bragas.

Yo tuve la suerte de llegar antes del 31 de diciembre, hablar inglés, tener curiosidad y conexión a internet para enterarme de que había que solicitar el settled o pre-settled status (estado de establecido o preestablecido, en función del tiempo que llevaras en UK) si eras ciudadano de la UE y querías quedarte y tener derecho a trabajar. Los trámites eran bastante sencillos porque solo había que probar, incluso con un billete de avión, que estabas aquí antes de la fecha fatídica y se podía solicitar hasta junio del 2021.  Pero claro, había que enterarse y estar aquí.

En octubre de 2021 más de 400 mil solicitudes de ciudadanos de la UE, que se dice pronto, seguían sin resolución, porque entre tanto festejo por ser libres del yugo europeo, el papeleo se les había comido. Según el gobierno han recibido 2 millones de peticiones más de las previstas. Lo dicho en bragas y con el culo al aire.

Te voy a contar algunas de las consecuencias que yo he vivido directamente. La mas clara y de la que se ha hablado largo y tendido en la prensa aquí y allí, es el transporte, tanto interno como internacional.

Por un lado, todo lo que llega o sale ahora de UK con procedencia o destino a la Unión Europea tiene un trato obviamente diferente, y parece ser que mucho más papeleo. Todos hemos visto las colas de camiones en el puerto de Calais o el de Dover para cruzar el canal de la Mancha. Y centrándome en los que pasa en UK, aparte de los retrasos obvios en los suministros, también se han contado por miles los animales muertos en las esperas, y por centenas los camiones que se han dado media vuelta y optan por no cruzar.

En Irlanda del norte el lio aun es mayor porque tiene una frontera terrestre con la Unión Europea y las incongruencias y falta de preparación son más flagrantes. Aunque parece que están trabajando, aun, en un acuerdo diferenciado para esa zona.

A nivel interno la distribución se ha colapsado. Porque, aunque sigan llegando camiones de la UE, no todos, a los grandes centros de distribución, luego no hay transportistas para llevarlos por el país. ¿Por qué? Pues porque una gran mayoría de los camioneros que trabajaban en UK eran europeos que o bien no se enteraron o bien no estaban aquí en su momento y ahora no tienen derecho a trabajar a menos que consigan un visado. La solicitud del visado ya no es tan fácil, aunque desde el gobierno hicieron una especie de ley/acuerdo/donde-dije-digo-digo-diego por la que durante 3 meses se los regalaban a los camioneros cuando compraban un donut o un fish & chips…

Y esa falta de distribución y de llegada de camiones ha provocado que falten cosas en los supermercados. No es que no haya comida, es que de repente no hay mantequilla, o se acaban en todas partes los calabacines. De forma puntual hay supermercados completamente desabastecidos, aunque puedes ir a otros. Esto ha provocado una “guerra” entre supermercados para conseguir camioneros con ofertas de mayores salarios o beneficios que aun sigue. Yo por si acaso el día que veo fuet en alguno me lo llevo todo…

También se ha visto afectada de manera brutal la logística marítima. Si hiciese en estos momentos la mudanza desde Singapur me costaría entre 4 y diez veces más y tardaría entre 3 y 6 meses mas en llegar. ¿Y por qué? Pues porque, aunque los contenedores lleguen a puerto en UK no hay camiones suficientes para distribuirlos. Se van acumulando en los puertos y llega un momento en que ya no hay sitio para descargar mas y tienen que ser desviados a otros puertos. Eso también hace que los barcos que llegan, por ejemplo de Asia, no pueden descargar pero tampoco cargar en UK ni contenedores llenos (con productos para exportar) ni vacíos (no han sido entregados). Y es el pez que se muerde la cola porque si no se llevan los contenedores vacíos provoca un agujero en las importaciones bestial. Estas navidades iban todos locos porque se pensaban que se quedaban sin juguetes. ¡En las noticias salió una empresa de puzles que los estaba importando por vía aérea! Imagina la repercusión en los costes.

Lo dicho, no hay escasez, pero si insensatez.

Aunque haberlos haylos, como las meigas, yo no he conocido a ningún partidario del Brexit y si a muchos arrepentidos.

LONDON, UNITED KINGDOM – 2021/09/15: Steven Bray, founder of Stand of Defiance European Movement (SODEM), wearing a hoodie printed with the EU and UK flags and holding a placard that says ‘Brexit was not worth it.’ during the demonstration. Called by SODEM, Stand of Defiance European Movement, a group of anti-brexiters gathered at Westminster to protest the Boris Johnson government. They strive to deliver the message that Brexit was not the will of the people to the incumbent UK government. (Photo by Belinda Jlao/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)

Y de los que más, los ganaderos. Para suplir la falta de suministro de la UE, Reino Unido ha firmado un acuerdo con Australia para importar la carne de ternera y de cordero, que es buena y mucho más barata, y están que trinan.

Y los criaderos de cerdos de Uk se han quedado sin mano de obra en los mataderos, parece que no se habían dado cuenta de que eran europeos, y aparte de tener que sacrificar a muchos animales sin poder venderlos, ha puesto en peligro una de las instituciones del país. ¡El beicon! Y hasta aquí podíamos llegar.

Voy a finalizar esta retahíla con una petición que me duele en el alma, no me mandes nada por correo, ahora hay que pagar tasas que a veces doblan el contenido del paquete. Y no te enfades si no te traigo queso o una pie (las empanadas británicas), tampoco se puede sin pagar una burrada.

Y a petición popular, o por puro fardar, acabo con la joya de la colección, ¡la taza del jubileo de plata de la Queennie! Que, por cierto, dentro de 4 días, el 6 de febrero, se celebra su jubileo de platino, sus 70, si has oído bien, 70 años en el trono. Se va a celebrar todo el año, pero la culminación va a ser 4 días de fiesta nacional el primer fin de semana de junio. Esperemos que este en forma para entonces porque lleva unos meses un poco pallá. Entre la muerte de su marido, los líos judiciales de su hijo, Meghan montándola en Estados Unidos y que ha estado ingresada unos días en el hospital, la pobre Lilibeth no gana para sustos.

8 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *